ADVIERTEN PELIGRO DE HORMONA DEL EMBARAZO USADA PARA ADELGAZAR..


“Problemas renales, trombosis a nivel vascular venoso y arterial”, son algunos de efectos adversos que presenta la utilización de la hormona HCG, Ganadotropina Corionica Humana en tratamientos de adelgazamiento, según explica el Dr. Bernardo López, médico cirujano, especialista en obesidad de la Universidad Andrés Bello, frente a la alarma de su uso sin control médico producida en Estados Unidos.

La advertencia fue realizada nuevamente por la agencia estadounidense del medicamento, FDA (Food and Drug Administration), el mismo organismo que en 1975, prohibió la utilización del medicamento para estos fines por las dudas sobre su eficacia en una dieta que había sido popular en los años cincuenta donde incorporaba su ingesta.

La molécula, que se produce naturalmente en el embarazo, es usada ampliamente para sanar problemas de infertilidad y algunas insuficiencias hormonales femeninas, y al tomarla se producen síntomas de los primeros meses de embarazo como molestias pélvicas y ardor en los pechos, pero “puede llegar a provocar problemas renales o coronarios serios”, afirma el especialista en obesidad.

Como adelgazante se incorpora a una dieta, que consiste en comer alrededor de 500 calorías al día (100 gramos de carne sin grasa, vegetales de hoja y un trozo de corteza de pan) e inyectarse o ingerir la sustancia. En Youtube muestran como algunas mujeres lo han utilizado eficazmente y en Santiago existe el Centro Integral de Cirugía Estética, Cince (www.cince.cl) que ofrece tratamientos con esta hormona, que se inyecta bajo vigilancia médica durante 23 días. El procedimiento se llama “Slim Way”. La consulta es gratuita y el tratamiento cuesta $480.000.

Hormonas complejas

Para la Dra. Dawn Cooper, nutricionista clínica y Directora Nacional del Colegio Nutricionista Universitarios de Chile, el uso de una hormona es altamente riesgoso. “No se sabe los problemas a largo plazo que puede tener el ingerir esta hormona para perder peso. Creo que es bastante arriesgado someterse a un tratamiento de este tipo”, expresa.

Recuerda que hace años atrás, se prohibió el uso en las recetas magistrales para bajar de peso de la tiroxina, levotiroxina y liotironina, porque se comprobó su incidencia en el aumento de casos de cáncer a la tiroides y de hipotiroidismo iatrogénico (producido) por el consumo de esa hormona.

“Con ninguna hormona se debe jugar si no tienes experiencias a largo plazo que comprueben que no produzca efectos adversos. Nosotros funcionamos como seres psiconeuroendocrinologos. No hay nada en cuerpo que no tenga relación y si tomas una hormona que no necesitas a nivel fisiológico te produce una alteración importante”, advierte la experta en nutrición.

Por otra parte, el especialista en obesidad señala que desde la década de los ‘70 se ha demostrado que el uso de la hormona HCG no permite bajar más de peso que una dieta exclusivamente restrictiva. “Si se ingiere una baja cantidad de calorías el cuerpo quema las grasas de reserva, y esa una función natural del organismo”.

Sin embargo, añade que estos mismos estudios han demostrado que hubo diferencias en la distribución del tejido graso en caderas, muslos, cintura y pecho, al comparar pacientes con dieta baja calórica versus pacientes tratados con la HCG. Pero, insiste que la hormona no hace bajar de peso sino la dieta y no es que elimine la grasa, ya que ese proceso sería producto de la dieta.

“Las bajadas de peso con dietas hipocalóricas extremas nos son instantáneas y son de cuidado. El organismo tiene sus mecanismos de conservación y después del tercer día se puede lograr una bajada de peso efectiva. Entre el cuarto y octavo día se puede lograr una disminución del tejido adiposo, pero cualquier dieta extrema debe ser controlada por un especialista y acompañada siempre por un cambio de hábitos saludables a nivel sistémico e incorporar el ejercicio diario”, aclara.

En ese sentido, la Doctora Cooper le parece preocupante la difusión que ha tenido la dieta de las proteínas. “Es altamente toxica y puede producir daño renal y hepático. Aumenta el colesterol, puede provocar estreñimiento crónico y acidosis metabólica. Además, como rebote produce resistencia insulina que te hace engordar y a la larga puedes terminar siendo diabético”. Es decir, por bajar de peso rápidamente se puede ganar un desbalance metabólico severo y el fin de una vida saludable.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ADVIERTEN QUE PERFORACIONES EN LOS SENOS SON CAUSANTES DE INFECCIONES MAMARIAS...

GRANDES BENEFICIOS DE LA CAIGUA..

CREACION DE GLOBULOS ROJOS PODRIA TERMINAR CON CANCER Y ANEMIA ...LO DETERMINA ESTUDIO DE CIENTIFICOS ESTADOUNIDENSES